La colección Primavera Verano 2018 de La Martina parte del concepto de evolución siempre tan importante para la casa argentina, que de tanto en tanto da pasos hacia el futuro, aunque conservando el fuerte vínculo con sus raíces y con el mundo del polo. La dirección que se ha tomado es la que conduce hacia una nueva generación y que incluye códigos expresivos cada vez más contemporáneos, a la vez que mantiene firme su identidad e integridad, que encuentra su culminación expresiva en el estilo de vida del campeón de polo. La colección sigue tres líneas que aceptan plenamente el reto de dar vida a un vestuario diseñado para reducir cada vez más la línea que divide activewear y casualwear, sin perder de vista el propio equilibrio, ni aquella elegancia altanera y desenvuelta que La Martina ha hecho suya a lo largo de los años. Si hay una constante en el código expresivo de La Martina, es la capacidad de revelar a través de sus propias prendas ese espíritu de trotamundos incansable capaz de absorber e interpretar a su manera pequeños detalles de cada viaje. La colección principal Primavera Verano 2018 no es la excepción, con un recorrido que se divide en tres países extremadamente importantes para el polo: Argentina, Inglaterra y Estados Unidos.

La principal novedad que introduce la colección es la revolución estructural. El aspecto formal de la línea Lifestyle se reduce drásticamente a favor de una propuesta versátil para contextos cotidianos y deportivos, que mantienen el encanto y esa impronta refinada y distintiva de La Martina. Incluso la línea Guards, un homenaje a los guardias oficiales de la Familia Real, que siempre ha sido el ápice formal de la colección, presenta un marcado cambio con prendas que aligeran su solemnidad para dar lugar a un estilo nuevo y más espontáneo. Finalmente, la colección de verano presenta por primera vez la línea Crossover, un resumen de los modelos icónicos y tradicionales enriquecidos con gráficos inéditos, que dejan un amplio espacio para la individualidad y la personalización. Por otro lado, continúa, en la misma línea del activewear versátil incluso en contextos urbanos, la asociación de marcas con Maserati, como celebración de un recorrido que reúne dos excelencias que simbolizan la pasión por el deporte y los más altos estándares de calidad.

LIFESTYLE:
La Martina explora las tierras del Polo
ARGENTINA
Entre llanuras salvajes y euforia de ciudad

Se parte de la tierra madre de La Martina. Por un lado, sus maravillas naturales, las impetuosas cascadas, los espléndidos y desolados paisajes de la Patagonia y el ambiente rural de las Pampas; por el otro, una Buenos Aires exuberante y encendida de colores, en constante fervor entre calles animadas, avenidas suntuosas y edificios cuyas fachadas dan testimonio de las glorias del pasado. El jugador de polo argentino se encuentra en un equilibrio natural entre una vida alejada de los ritmos frenéticos y los ruidos alegres de las fiestas callejeras al ritmo de la milonga. El vínculo con Argentina se expresa a través de prendas con tonos naturales, que incluyen blancos ópticos, crudo y arena, con detalles en azul que recuerdan la bandera nacional. La colección femenina combina colores naturales con acentos en negro y cereza e incluye detalles que incorporan el motivo guarda pampa típico del territorio sudamericano. Si la diferencia radica en los detalles, estos encuentran la culminación expresiva con aplicaciones de borlas y flecos que celebran el lado más salvaje de los desiertos y el campo. Es en esta parte de la colección donde encontramos la ligereza del lino y el algodón aplicados a prendas de día como maxi dress, camisas amplias y artículos de punto tricot con efecto envejecido. Entre los gráficos y las decoraciones, el sol de la bandera Argentina, junto con un elemento habitual en las últimas colecciones de La Martina: un bordado que reproduce fielmente el Fileteado Porteño, una decoración floral muy importante para la tradición del país, que también es patrimonio artístico de la ciudad de Buenos Aires.

INGLATERRA
El candor y el romanticismo de la Realeza

Un salto hacia atrás en la historia. Importado por los militares ingleses después de una expedición a la India, el polo encuentra sus propias reglas y códigos en suelo británico, pasando de su naturaleza recreativa original a convertirse en una verdadera disciplina. El resto es historia. La etapa inglesa representa un tributo a las raíces aún más profundas de La Martina, que se centra primero en el aspecto más antiguo, íntimo y melancólico del país: tradiciones celtas, ambientes reales, costas rocosas impresionantes con vistas al mar, majestuosos castillos y campos de una tranquilidad bucólica animados por los intensos vientos del norte. Los detalles se inspiran en el lado cosmopolita de Londres, la ciudad de los contrastes, en la que la solemnidad de la Familia Real y las subculturas nacidas aquí, en particular el Mod y el Punk, han coexistido durante décadas en un equilibrio total, dando vida a un crisol cultural con facetas armoniosas. De ahí la intuición de una propuesta en tonos pastel combinados con blancos ópticos, negros y plateados, que se completa con suaves motivos florales de estilo Art Nouveau, enriquecidos con detalles de encaje y brillantes acentos de lurex. Todo esto aplicado a chaquetas, trajes, vestidos y pantalones. Los jeans adquieren un corte biker, mientras que los polos presentan detalles y gráficos fieles al delicado motivo floral característico de la propuesta.

ESTADOS UNIDOS
le patrimoine culturel Ivy League, version contemporaine

Estados Unidos, símbolo de poder, carisma y sueños de realización personal donde todo es posible, es el lugar donde las culturas y las etnias se han mezclado a lo largo de los años con fluidez, dando vida a un modus vivendi único e icónico fuertemente impreso en el imaginario colectivo. La Martina toma sus referencias del contexto académico, más precisamente de aquel delimitado por las ocho instituciones que forman la prestigiosa Ivy League. Universidades como Harvard, Princeton y Yale son mundialmente famosas por los altos estándares aplicados en la selección y en la formación de las mentes más brillantes de Estados Unidos de generación en generación. Sin embargo, la Ivy League no es solo excelencia académica y sueño americano: la tradición deportiva es una de las más respetadas y seguidas en el mundo, capaz de atraer a millones de espectadores incluso fuera de la red nacional. De hecho, las primeras décadas del siglo XX vieron el nacimiento de un verdadero código estilístico que es bien reconocible y único en su género. La Martina rinde homenaje a los caballeros de la Ivy League con una línea de prendas que incorpora y personaliza ese estilo elegante y deportivo a la vez, dando vida así al alma estadounidense de la colección principal. La carta de colores sigue siendo fiel a la tradicional: el añil y el azul marino dominan la escena acompañados del rojo y el blanco, en una referencia completa a la bandera de EE. UU., omnipresente y legible incluso en la imponente presencia de estampados, bordados y personalizaciones con estrellas. No menos importante entre los tributos a la tradición estadounidense, el estampado de caléndula, la flor que es símbolo de la cultura estadounidense y que rompe los colores lisos con toques de naranja. El denim es el protagonista de esta parte de la colección, propuesto en forma de jeans con un lavado uniforme en la línea masculina, y en forma de jeggings, vestidos y polos en la línea femenina. Los vestidos en particular mantienen una línea informal, y se presentan en forma de vestidos polo y chemisier. La chaqueta es una prenda fundamental: la clásica chaqueta de bombardero universitario de felpa tiene una "H" que recuerda a Harvard, junto con las aplicaciones de La Martina, mientras que la chaqueta de cuero de mujer presenta un lavado añil y aplicaciones particulares de tachuelas en la parte posterior. Infaltables, como es tradición, los inconfundibles polos, enriquecidos con personalizaciones que hacen referencia a Nueva York y Boston, y naturalmente al mundo del polo.

GUARDS
El estilo militar se encuentra con la ropa de calle

Guards, una cita habitual de cada temporada para La Martina, es una línea que celebra el vínculo indisoluble entre la casa argentina y el Reino Unido en el nombre del polo, con un homenaje al Polo Club de los guardias de la Familia Real. El gusto militar conferido en el pasado por blasones y detalles dorados con un sabor solemne, en esta ocasión se ve revolucionado desde el principio con una selección de prendas completamente diferente: en línea con el resto de la colección, la nueva palabra clave es streetwear. Así es como una paleta de tonos caqui, mostaza y beis toma forma con sobrecamisas decoradas con detalles y aplicaciones que combinan con pantalones de tres cuartos para subrayar la dirección que toma la marca hacia códigos de vestimenta versátiles que dejan un amplio espacio para la individualidad.

CROSSOVER
Una mezcla cultural de prendas icónicas

Sin quitar la vista del camino evolutivo, La Martina lanza la línea Crossover: un conjunto de prendas icónicas de la historia de la marca, reinterpretadas y pensadas de una manera completamente nueva con gráficos, motivos y estampados inéditos para revolucionar o simplemente dar vida a un total look. Los polos y las camisas asumen de este modo el papel de prendas statement capaces de transformar el resultado final y rebajarlo ya sea en contextos cotidianos como semiformales. La paleta de colores sigue siendo diferente: una base azul marino con toques de magenta, naranja y verde, que refleja el tema recurrente de la relación con la India, la tierra a la que el polo debe sus orígenes. La carta de colores se aplica a estampados camouflage, foliage y paisley, y a telas naturales como popelín, cambray y piqué. Crossover ha sido diseñada para tener vida propia, con un conjunto de prendas fuertes capaces de crear un look impactante, o bien para ser personalizada o combinada con la delicadeza del resto de la colección a fin de crear una mezcla cultural única capaz de reflejar el gusto y el estado de ánimo de quien la luce.

MASERATI
Una asociación basada en el deporte

La asociación de marcas con Maserati continúa, y para la nueva colección cápsula encuentra su dimensión en el código genético compartido por ambas marcas: el amor por el deporte. Es así como siluetas de elegantes automóviles toman forma en un conjunto de doce prendas con una connotación deportiva que se compone de chaquetas para el aire libre, chaquetas de bombardero, jerséis y polos. Todo esto para ofrecer looks dinámicos y contemporáneos, enriquecidos por la exclusividad de dos marcas que han hecho de la excelencia en la vida y en el deporte su propio motor propulsor.